domingo, 6 de febrero de 2011

A propósito de las barbaridades de Carrió en lo de la Vieja Chota

Hay que tomar las cosas como de quien vienen. Así como personajes que asomaban como para quedarse (López Murphy, Rico, Cobos), Carrió seguirá el mismo derrotero y se perderá en el olvido.
Su Vietnam (El de Carrió y sus adláteres) fueron las pasadas elecciones de 2009, donde un improvisado Pino le arrebató el favor de las clases medias. Hoy, solo le quedan el petardismo y patetismo de las notas con Majul y los almuerzos con la vieja chota.

Los intentos de Carrió, son como esos pobres boxeadores que han dejado pasar su momento y se empecinan en subirse, una y otra vez, al ring para acertar el golpe que los devuelva a las primeras planas. Esas que nunca llegan, porque el knock out los sorprende cada vez más lejos de la definición por puntos. Esperemos que esta vez no haya que contarle hasta diez y, dignamente, tire la toalla.



Esta iba como corolario a la excelente nota de Majo Sanchez en http://lasnoticiasdemacondo.blogspot.com
Péguense una vuelta, escribe poco seguido, pero cuando lo hace, agarrate

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Porque nunca hubo tanta

Porque nunca hubo tanta
Porque siempre vamos por más

Las flores ya están

Las flores ya están
Más que nunca Con Cristina

El 2009 nos encontró unidos aquí

El 2009 nos encontró unidos aquí
YO adhiero para generar el cambio

Mirar y parar la oreja

Loading...

Porque él solo habló de amor

Porque él solo habló de amor
y gracias Dios existe el art 19 en la Constitución

Yo estuve ahí

Yo estuve ahí
Nuestro, de todos